Get Adobe Flash player
PSICOFARMACOS Y GENERO

La articulación de instrumentos para la igualdad en las relaciones laborales  explica la previsión del fomento de su implantación voluntaria en las pequeñas y medianas empresas, además representan una oportunidad de optimizar el rendimiento del conjunto de la plantilla. Lejos de ser una carga, suponen una mejora en la cuenta de resultados de la empresa.

El proceso de integrar la igualdad como garantía de calidad y de excelencia empresarial responde, por una parte a la tendencia de modernización empresarial y por otra, a la necesidad de generar nuevos modelos de cultura organizacional. La maximización del beneficio, a la que tradicionalmente responde la lógica empresarial, es posible sin tener que renunciar a la aplicación del principio de igualdad y al respeto de los derechos humanos en general.

A los tres sistemas de gestión que se desarrollan en el ciclo de negocio, gestión de la calidad, gestión medioambiental y gestión de riesgos laborales se añade como factor identificativo de la modernización y calado de la responsabilidad social de una empresa la gestión para la igualdad de oportunidades.
En la práctica, la igualdad se incorpora en la gestión empresarial como parte del proceso de mejora de una entidad empleadora que ha decidido liderar su estrategia de futuro cuidando su capital humano.

Las VENTAJAS de incorporar la IGUALDAD son fácilmente demostrables:

  • Seguir las recomendaciones con la legalidad es una buena práctica empresarial.
  • Las mujeres son una pieza clave en la estrategia de desarrollo.
  • Los equipos de trabajos mixtos o diversos son mucho más productivos.
  • El clima laboral mejora a medida que las relaciones laborales se impregnan de igualdad.
  • La aplicación de la igualdad de oportunidades en la gestión empresarial permite una optimización del capital humano de la empresa.
  • La diversidad y la igualdad de oportunidades  facilitan la capacidad de adaptación al cambio de la empresa

 

Los costes de poner en marcha la integración de la igualdad en la gestión de personal son menores que los costes de no hacerlo